Enmascarada: Amores y venganzas (VIII)

13/2/15

Valeria esperaba una explicación por parte de Sandro, por lo que les siguió al despacho y esperó fuera. Sintió el impulso de acercarse y escuchar… Y no pudo evitarlo. Pegó su oreja a la puerta y aguantó la respiración, para poder oír mejor la conversación.

-       Tiene razón, señor. Mi comportamiento no ha sido el adecuado… Sin embargo, tan solo trataba de proteger a Valeria de aquel… tipo.
-       Aún no entiendo por qué, Sandro. Es un muchacho inofensivo…
-       Sencillamente no me da buena espina. Además no está bien visto que una señorita como Valeria tenga cualquier tipo de relación con las clases bajas… - quiso justificar Sandro.
-       Sandro, no tiene ninguna importancia. Además, sé cómo es mi hija, nunca ha sentido ningún rechazo por nadie, fuese de la clase que fuese. En eso se parece a su madre…

Valeria no pudo evitar sonreír al oír esas palabras de su padre.

-       Así que no hay más que hablar. No quiero ningún otro altercado como este, Sandro. Y menos en mi palacio – dijo Francesco, con tono estricto.
-       Claro, señor. No volverá a ocurrir…
-       Será mejor que volvamos al salón, la fiesta estará a punto de terminar, y tengo que hacer el brindis – dijo Francesco, algo cansado.

Valeria sabía que si su padre se enterase de que le hubiese estado espiando le caería una buena regañina, así que se apresuró a ir al salón, con todo el sigilo del mundo… Sin embargo, la conversación entre Francesco y Sandro no había terminado…

-       Señor, si me permitís, querría robarle un minuto más para proponerle algo…
-       Claro, Sandro. Adelante.
-       Verá… Lo he estado pensando mucho estos últimos días… Hacía mucho que no sentía el calor de una familia y aquí, con vosotros, me he sentido parte de algo…
-       Me alegro mucho, Sandro. Creo que sé lo que quieres proponerme…
-       Sí, señor. Quiero pedirle la mano de Valeria.

***

Faltaban unos minutos para que el carnaval de ese año acabase. Todos los invitados regresaron al gran salón, para escuchar las tan esperadas palabras de Francesco. Bianca había corrido hacia Valeria, pues lo había visto todo desde el balcón. Enzo estaba al otro lado de la estancia, junto con sus dos amigos. Sus miradas se habían cruzado en varias ocasiones, sin embargo, Valeria se sentía muy avergonzada. Estaba sumida en los aquellos ojos verdes cuando su padre comenzó a hablar.

-       Queridos invitados -  inició Francesco – Ha sido, sin lugar a dudas, un placer para mí y mi familia preparar una vez más el carnaval. Tras esta noche, llena de sorpresas, que esperamos hayan sido de vuestro agrado, quisiera brindar una vez más con vosotros – todos comenzaron a aplaudir. Era un hombre muy querido por el pueblo - Además, me enorgullece anunciaros una gran noticia… Valeria, hija, acércate por favor – dijo sonriendo.

Valeria había observado esa escena en numerosas ocasiones. Su padre junto a su madre, dedicando unas palabras a aquellos días que tanto le gustaban… Pero aquel gesto nunca lo había tenido, por ninguno de sus dos hijos. Natael estaba al lado de su madre, de la mano de Beatrix. Valeria buscó su mirada. Natael fruncía el ceño, mientras miraba a su padre. Luego la miró a ella y parecía preocupado. Valeria anduvo hacia Francesco, muy despacio, siendo consciente de que en aquel momento estaba siendo el centro de atención de miles de miradas, algo que la incomodaba aún más. Agarró la mano de su padre, pues se la había tendido y, con el corazón latiéndole con fuerza, esperó oír lo que su padre quería anunciar.

-       Hoy es un gran día, queridos amigos. Habéis sido testigos  del amor que unirá a mi hijo Natael – dijo mirándole, orgulloso – con su bella prometida, Beatrix, en unas semanas. – Valeria se percató que su madre se había emocionado, pues sacó su pañuelo de seda y se limpió algunas lágrimas que caían por sus ojos mientras sonreía. – ¡Estáis todos invitados a la ceremonia! – los presentes volvieron a aplaudir y a gritar, alegres por la invitación – Y, también querría comunicaros otro asunto. – se volvió a hacer el silencio en la sala – Como ya he dicho, hoy ha sido un buen día que ha terminado en una noche maravillosa – Francesco sonrió – Sandro lo Greco me ha pedido la mano de mi pequeña... – La sala estalló en exclamaciones y a Valeria se le paró el corazón. Miró a su padre con los ojos como platos… - Y le he dado mi bendición.

Valeria soltó la mano de su padre. No podía creer aquello. No podía articular palabra, ni siquiera podía moverse. Se quedó allí, petrificada. Sus ojos buscaron los de Lorenzo, como un resorte. No supo por qué. Sus miradas se cruzaron, pero Valeria no supo leer aquella mirada… En ese momento, Sandro se acercó y su padre le dio un gran abrazo.

-       Padre – se escuchó la voz de Natael – apenas se conocen
-       Tendrán tiempo de hacerlo. Tras tu boda, comenzaremos los preparativos de la suya. Esta primavera veré a mis dos hijos casados.

Valeria no podía respirar. La sangre que hace un momento recorría su cuerpo parecía haberle abandonado. Sintió sus piernas flaquear. Sus manos temblaban. No era capaz de levantar la vista del suelo. Sintió que se caía, pero en ese momento, su querido hermano la sujetó. Fue lo suficientemente rápido para evitar que nadie se diese cuenta del malestar de Valeria.

-       Sonríe cariño – le susurró al oído – encontraremos una salida a esto. Pero ahora sonríe.
-       Un brindis por este maravilloso carnaval, damas y caballeros – gritó su padre, alzando su copa esperando que los presentes hiciesen lo mismo.

Y con aquel brindis terminó el carnaval. Todos los invitados fueron abandonando el gran salón con gran alboroto. Valeria logró alzar la vista para mirar a su padre. Aquello debía de ser otra pesadilla.

-       Señores, mi querida prometida – dijo Sandro – espero que descanséis. Mañana estaré aquí temprano.
-       Claro, Sandro – contestó Francesco – mañana nos veremos. Tenemos muchas cosas de las que hablar.

Sandro hizo una leve reverencia con la cabeza y se alejó hacia la puerta. Cuando no quedaba nadie más allí, Alessandra se acercó a Valeria. Beatrix seguía allí, algo inquieta.

-       Papá… ¿cómo has podido? – dijo Valeria, con un hilo de voz.
-       Cariño… - le dijo su madre – no has consultado a nadie.
-       He dicho que es lo mejor para todos. Sandro es un buen partido y estos días se ha ganado mi confianza. Solo velo por el futuro de mi hija. Será un buen marido para ella.
-       Es una decisión que debía tomar tu hija. ¿Se puede saber cómo has sido capaz de anunciarlo públicamente sin haber hablado antes con ella?- gritó Natael.
-       No te consiento que me cuestiones, Natael – dijo su padre, severo – Además, es lo mismo que hice contigo.
-       A mí me preguntaste al menos.
-       ¿A qué viene tanta insolencia? Valeria, ¿acaso no te gusta Sandro?- Valeria le miró. Su rostro estaba descompuesto. Le miraba con ¿odio? Y su padre lo percibió. No hizo falta ninguna respuesta. – Valeria, ya eres una señorita. Tendrás que estar a la altura de las circunstancias. Ahora quizás no lo entiendas, pero tarde o temprano sabrás que es lo mejor para ti. Y aprenderás a quererle. Es un buen hombre…

Tras estas palabras, Francesco y Alessandra se despidieron y volvieron a su habitación. Natael le dio un beso a su hermana. Valeria sabía que estaba enfadado. No le gustaba Sandro. Beatrix se despidió con un ligero movimiento de cabeza. Era la primera vez que presenciaba un enfrentamiento de  su futura familia política. Natael le acompañaría a casa, como todas las noches, no sin antes prometerle a su hermana que hablarían de ello al día siguiente. Así, Valeria se quedó sola, en el centro de aquella inmensa sala. Cuando escuchó un sonido que provenía de los grandes ventanales. Se giró hacia aquel ruido y vio aparecer a Bianca, que se había escondido tras las cortinas. Corrió a abrazar a su amiga, pero Valeria seguía sin responder. Ambas subieron a la habitación, y Bianca se quedó toda la noche junto a Valeria, acariciándole el pelo, mientras la oía sollozar en su pecho… Hasta que al fin se sumergió en un profundo sueño…





Para leer el capítulo anterior click AQUÍ
Para leer el primer capítulo click AQUÍ

Image and video hosting by TinyPic

12 comentarios:

  1. Me encantan los bailes de Mascaras y más en esta epoca. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a miiii :) Lástima no poder haber pasado el carnaval en Venecia ;P

      Eliminar
  2. ¡Ai madre! ¡¡Pobre Valeria!! Yo le hubiera saltado con un ¿¡Pero papá?! ¿¡Qué haces?! jajajajaja Aiiiii si es mucho mejor Enzo!! Y además, Sandro tiene algo oscuro ahí...
    ¡Esperando con impaciencia el viernes que viene! :D
    ¡Un beso guapa! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero qué haces? jajaja ¿Si verdad? Yo también jajaja
      Me encanta que te guste guapísima!!! Muchas gracias por tus comentarios ^^ Un besazooooo

      Eliminar
  3. Wowww que increible queria leer y leer jajajaj muy buena historia
    Y por ultimo queria decirte que tengo un sorteo en mi blog y me gustaria que te pasaras :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^^ Ahora mismo me paso ;P
      Un besoooooo

      Eliminar
  4. Joo, nena aún no puedo leer por que tengo tanto pendiente, pero me consuelo leyendo tus estupendos relatos que son más cortitos. Un beso flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes cieloteeee ;P
      Ya habrá tiempo ^^
      Un besazoooooo

      Eliminar
  5. Se complica la cosa, pobre Valeria. Llegados a este punto, la verdad es que no cabe otra cosa que seguir leyendo. Espero el siguiente!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Abril ^^ Te agradezco mucho que sigas la historia ^^
      Un besazo!!! :)

      Eliminar
  6. Oh oh! No puede ser que haya llegado hasta aquí y NO ESTÉ el siguiente capitulooooo!!!

    Es tan bueno como parece Enzo??? O las sospechas de que no es trigo limpio nos estallarán en la cara a su debido momento??

    Opino que Sandro no está haciendo bien las cosas, pero tampoco lo veo como el villano de la historia la verdad.

    Veremos si se casan o no.

    Aquí me quedo DESEANDO leer el próximo capitulo.

    * He puesto un enlace a Enmascarada en mi Blog a ver si mis seguidoras se animan a leerla ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapaa!!! Ya lo tienes jaja es que lo tuve que retrasar :(
      Me gusta tu visión de la historia, es diferente jeje Ya se irá viendo la evolución de los personajes y ya me iréis diciendo qué os parece ^^
      Muchísimas gracias por el enlace guapa! Ahora mismo me paso a verlo :D
      Un besazooooo!!! ^^

      Eliminar

¡Anímate a comentar! Tu opinión es importante para mí. Te responderé encantada y te devolveré el comentario :)

¡Un beso!